12 noviembre 2019

Virgencica, Virgencica!

Vídeo digital de dos canales, color, sin sonido, 13 min / Instalación efímera
2016

La Virgencica fue un poblado experimental construido para alojar a las poblaciones desplazadas tras las inundaciones de las cuevas del Sacromonte en Granada en el año 1963. Los arquitectos proyectaron un sistema prefabricado de aspecto futurista que pretendía ser una interpretación moderna de la cueva. La barriada resultaba así una especie de antesala a la modernidad que supondrían los bloques de pisos en altura de los polígonos de vivienda.
Este trabajo parte de una relectura de ese proceso, recreando, no ya la Virgencica, sino el recuerdo de la Virgencica. Se invoca así el volumen de uno de los módulos con el recuerdo de la familia Rodríguez-Amador, un recuerdo de laboratorio, o el laboratorio de un recuerdo que, junto con el equipo de Torreón Arquitectura y otros colaboradores, se llevó a cabo en forma de fiesta, de ritual, desde la construcción a la demolición, desde la aparición hasta la desaparición, como una imagen viviente, con la mecánica de las procesiones de Semana Santa ó como Ant Farm en «The eternal frame».
El proyecto recorre un camino en el sentido opuesto al mentado por Guy Debord en «La sociedad del espectáculo»: si todo lo directamente experimentado se ha convertido en una representación, hacer de la representación algo directamente experimentado.